En este blog se fomenta la conservación de las especies piscícolas, así como el medio natural en el que habitan. Por eso se anima a todos los usuarios a practicar la CAPTURA Y SUELTA como medio principal y necesario para el mantenimiento de las poblaciones.

Si vas al río para matar truchas NO ERES BIENVENIDO

Pesca con mosca

Twitter de los mosqueros

Mosqueros ya está en Twitter, si deseas participar puedes dejar tus comentarios aquí, o en https://twitter.com/mosqueros.

Twitter

miércoles, 29 de abril de 2009

Lineas de seda caseras

Dejo un artículo sacado de "conmosca.com" donde explican cómo construir una línea de seda casera (hombre seda, seda, no es, pero parecido...). Me ha parecido curioso e interesante...

Lineas de seda caseras

En la revista francesa Plaisirs de la Pêche (n° 234 de diciembre 1984) un artículo de Serge Brun explicaba como restaurar sedas naturales, como limpiarlas y re-impregnarlas. Yo pensé entonces que se podría también impregnar trenzas sintéticas nuevas siguiendo la segunda parte de su método.

Lo comprobé, quedé satisfecho por el resultado y desde entonces solo pesco – a mosca seca – con líneas hechas por mí. Compañeros míos aprovecharon la oportunidad para hacer como yo, incluso uno de ellos, comerciante en artículos de pesca, impregnó y vendió docenas de estas a sus clientes mosqueros.

Estas líneas son particularmente duraderas, algunas tienen 20 años; no necesitan ningún mantenimiento, no se pudren como las sedas naturales, no se estropean por el sol y la contaminación como las de plástico, no tienen memoria, el lanzado es muy suave en el aire y muy discreto en el agua (au poser et à l’arraché) parecido a una seda natural.

Hay que tener en cuenta que son líneas paralelas y el peso no es repartido lo mismo que en las DT o las WF. Sin embargo, se lanza sin problema digamos de 5 a 15 metros de distancia.
Las trenzas que uso :

- Trenzas de polidamida n° 9 (equivale a # 4) y n° 10 (equivale a # 5).



- Tambien he impregnado Trenza Dacron de 80 lb (equivale a # 6)



Un truquillo para líneas # 1 y # 2.
Si tienes una vieja cola de rata de plástico quemada por el sol, agrietada y cocida por la contaminación, puedes quitarla su dañada funda de plástico y reciclar la línea que hay dentro. Que probablemente será de "Dyneema", más fina, más resistente, y trenzada más densa que el Dacron. Y del diámetro que buscas. ¡Reciclable y Sostenible!

Materiales:

1. Aceite de linaza
2. Secativo de cobalto: acelerador del secado de las pinturas (también venden el aceite con el secativo incluído)
3. Una cocina (mejor camping-gas)
4. Un termómetro de esterilizador
5. Una cacerola
6. Alambre para confeccionar un enrollador (ver foto)
7. Trapos suaves o (mejor) fieltro



Impregnación:

Este proceso es mejor hacerlo fuera de casa en el exterior porque el aceite de linaza huele fuerte al calentarse.

1. En la cacerola se pone el enrollador con la trenza a impregnar.



2. Echar el aceite de linaza añadiendo de 5 a 7% de secativo de cobalto de las pinturas hasta que la línea sea cubierta. El secativo de cobalto no es una marca, es un producto que se utiliza fundamentalmente para lograr acelerar el proceso de secado de determinados productos recubrientes como los barnices, las pinturas o aceites. Cualquier pintor conoce este producto y se encuentra fácilmente en supermercados de bricolage, de materiales por la construccion, droguerías, etc… igual podemos encontrar el aceite de lino (linaza)

3. Poner el termómetro en la cacerola y calentar a fuego lento y no sobrepasar 60° (el ojo en el termometro)
Nota: Notaremos que se escapan pequeñas burbujas de aire formando una espuma sobre el aceite.

4. Cuando esto se estabiliza –digamos al cabo de una hora u hora y media– apagar el fuego y dejar enfriarse

5. Cuando el aceite esté completamente frio, quitar la película superficial que queda sobre él.

Escurrido – Secado:


Desenrollar la línea y tenderla en un sitio seco y ventilado. El tiempo de secado es variable (dependiendo del clima, algunos días o algunas semanas) y según las condiciones. Cuando las gotas de aceite que sobran en la trenza están secas con aspecto de costra, la podemos alisar.

Alisar la trenza impregnada

Empapar el fieltro con aceite puro y, con dulzura, empezaremos a restregar la trenza hasta que desaparezcan las gotas que sobran y la línea tenga buen aspecto. Dejar secar otra vez.

Engrasar la seda

La grasa que usan para ordeñar las vacas conviene perfectamente; de hecho es vaselina.
Nota: Dependerá de las aguas donde pesquemos, pero no se necesita engrasarla cada día como puede suceder con una seda natural.

Mantenimiento

Las líneas se ensucian (sobre todo en aguas contaminadas). Se limpian con una esponja húmeda y después se grasan.

Primera utilización:

Después de haber secado la trenza es muy rígida y parece que nunca se podrá pescar con este "alambre". ¡Tranquilo mosquero! Vete a practicar lances en tu tabla preferida o en el prado y en unas horas tu seda tendrá la calidad de lanzado que esperabas.





Fuente: conmosca.com

sábado, 25 de abril de 2009

Resumen de varias jornadas de la temporada 2009

El día 18 de marzo de 2009, con la temporada recién estrenada, hice una breve excursión aprovechando un día entre semana para practicar un poco. El río bajaba con abundante agua, muy bien para pescar, y pude "espantar" gran cantidad de truchillas pequeñas que huían a mi paso mientras encontraba posturas pescables.
En total conseguí llevar a la mano 6 truchas, la mayoría de unos 20 cm, y una de unos 28, y otra que aparentaba ser algo más grande que se se soltó tras una breve pelea.
Todas ellas entraron a ninfa, y no pude ver apenas moscas volando.






El día 27 de marzo repetí el mismo lugar, aunque distinta zona, y esta vez vino conmigo mi hermano, que era la primera vez que pescaba a mosca. Tras una breve introducción sobre la técnica de lanzado nos dispusimos a comenzar la jornada, que resultó algo más fructífera que el día anterior, y fuimos cogiendo truchitas pequeñas en la mayor parte de los lugares prometedores, pero sólo conseguimos clavar un par de truchas medianas, de unos 26, 28 cm.
Hay que decir que mi brother consiguió sacar 3, y una de ellas fue la de mejor tamaño.









El día 8 de abril me desplacé hacia tierras comanches para inspeccionar algún lugar nuevo. Llegué sobre las 13 horas y con un día bastante bueno, aunque con algo de viento. Me adentré en una zona libre al ver que estaba despejada de pescadores y había visto algunos coches aparcados en otros puntos de la zona. El agua estaba muy fría, más de lo que imaginaba, y bajaba potente, teniendo que andar con muchísimo cuidado porque la corriente te arrastraba fácilmente. Al estar regulado por un embalse no coge temperatura hasta bien entrada la temporada. Estuve un par de horas para recorrer 200 m. de río porque había infinidad de posturas para colocar la mosca, pero sólo conseguí engañar a una truchita canija, negra como el carbón, que cogió la ninfa e medio de toda la corriente. Aunque se veía alguna mosca suelta no hubo actividad por parte de las truchas.






Tras reponer fuerzas con un bocadillo decidí cambiar de lugar, ya que en parte la jornada tenía intención de ser para descubrir nuevos escenarios. Allí probé suerte con la seca, con una oliva en parachute, aprovechando los últimos rayos de sol y conseguí sacar tres truchas medianas, pero tuve clavada una de buen tamaño, que no llegué a ver, pero que pegó una buena envestida antes de soltarse. ¿Por qué siempre se sueltan las piezas más grandes?. He notado un aumento de este comportamiento desde que llevo la cámara de fotos conmigo, tendré que dejarla algún día en el coche...



viernes, 24 de abril de 2009

Crónica del día 18 de abril de 2009

Eduardo, Francisco, Chema y Oskikar, nos fuimos hasta el libre sin muerte del "Avon", para comprobar como estaba esa zona, después de haber pescado con mejor ó peor suerte el coto.

Después de almorzar en Burgo, fuimos al río, y al entrar ya vimos dos coches y un pescador en el agua...........esto no va a ser como en el coto.......que estuvimos solos..........esto iba a ser la guerra.........como casi fue.

Nos partimos los cuatro, Edu-oscar, y chema-fran, para pescar la zona superior del tramo.

Río precioso de agua, claro y frió, y con poca vegetación acuática.
A eso de la 14.30 h, empezaron a salir unas moscas, pocas olivas, algunas niger, y la eclosión más fuerte fue de unas ritrógenas, que pensamos que eran las "Ibéricas", y que movieron a las truchas y las volvieron locas.

Y ellas a nosotros.........porque habiendo docenas en superficie, no pillaban ninguna en ese estadío, y sí las cogían en emergente, de ahí lo complicado.
No duró mucho esta eclosión, 30-45 minutos, que se nos pasaron en un segundo, cambiando 1000 veces de mosca.
Aunque tuvimos 5-6 truchas delante comiendo, y entre ellas una muy buena, no pudimos atrapar más que una de ellas, que midió 38 cm. Fuerte y gorda como pocas, me costó llevármela a la sacadera, pero disfruté con ella.

Poco a poco la poza profunda con corriente donde estaban puestas se fue quedando desierta, dejandonos sin poder pillar ninguna más.

Solamente una pequeña pudimos engañar en la tabla siguiente, y se acabó todo.
Este rió se muestra muerto, pero si hay moscas las truchas despiertan rebosando vida el río.

Justo después de juntarnos y "txarrar" un rato, cambiamos de zona, nos bajamos 200 ms más abajo y resultó la guerra.
En 300 metros de rió nos llegamos a encontar pescando, ó paseando, """9"""pescadores, 7 de ellos contándonos nosotros bien educados, parándonos a hablar y decidiendo no molestarnos unos a otros y """2""" capullos, que se dedicaron a adelantarnos a todos los demás, sin miramiento ninguno, llegando uno de ellos a meterse delante de Eduardo a menos de 10 metros, pisándole la chorrera que estaba pescando, hasta que Edu lo mandó a la mierda (con todas las letras).

Resultado: Rió bonito, trucha más pequeña que en el coto, con algunas muy buenas. Mucha afluencia de pescadores, con lo que eso supone.
Si consigues una postura y se ponen.....disfrutas, si te lo han pisado, se pone difícil.










Volveremos ¡¡¡ cuando se le pase un poco la fiebre a la gente.


Oskikar.

Crónica del día 11 de abril de 2009

Despierta el día con chubascos, frió y nieve. Un día para quedarse en casa seguro.

Tres enfermos conseguimos llegar al río, sufriendo una baja a mitad de camino.


Rió bajo de caudal, aguas heladas, temperatura invernal y malísimas previsiones piscatorias.

Menos mal que a las 3.15 tenemos una eclosión de olivas y hace despertar a las truchas.


Dura hasta las 4.30 ó 4.45 p.m mas o menos. Tiempo en el que aprovechamos para pillar unas cuantas truchas, entre ellas varias de buen tamaño,
destacando una en especial que midió 51 cm mal medidos, bien podría ser de 1 ó 2 cm más.





Aún con lo malo del día, conseguimos sacar 25 truchas entre los tres, de las cuales fueron 10 de Chema, otras 10 mías y 5 de Francisco, entre ellas la de 51, contando que además era su estreno en este coto.













Día para recordar largo tiempo, (al amigo Fran no se le olvidará nunca creo yo), y más valorando el día que hacía.

Oskikar.